Volvo tiene en la mira a los ciclistas, pero de una buena forma

Volvo es líder en seguridad automotriz y se unió a una campaña para realizar una serie de pruebas de choque en los cascos de bicicleta como parte de un nuevo proyecto de investigación innovador que apunta a proteger aún más a los ciclistas.

El gerente de Volvo en Nueva Zelanda, Coby Duggan, aseguró que la investigación es importante, ya que se centra en las lesiones en la cabeza que pueden ser causadas por un impacto en varias partes de la parte delantera de un vehículo.

Duggan señala que las últimas estadísticas del Ministerio de Transporte encontraron que más de 770 ciclistas resultaron heridos en Nueva Zelanda el año pasado, cinco fatales, que representan alrededor del 5% de las lesiones por accidentes de tránsito y el 1% de todas las muertes en accidentes de tráfico.

Volvo entiende a los ciclistas y busca protegerlos

“Los ciclistas son uno de los grupos de usuarios viales más vulnerables; sin embargo, la metodología tradicional para medir qué tan bien un casco soporta un impacto es simplemente dejarlo caer desde varias alturas hasta una superficie plana”, expresó el gerente.


De acuerdo con la información el estudio explorará cómo responde la protección para la cabeza en una variedad de escenarios de colisión, ya que impacta con diferentes partes de un vehículo en movimiento.

Duggan dice que los resultados de la investigación llevarán al diseño de cascos y vehículos a otro nivel, para que puedan proteger mejor a los ciclistas en caso de accidente.

En los últimos años, Volvo se ha centrado en proteger a las personas fuera de sus automóviles. Por ejemplo, Volvo lanzó su detección de peatones con freno automático completo en 2010 y detección de ciclista con freno automático completo en 2013.

Ambas tecnologías vienen por default en todos los automóviles Volvo como parte del paquete City Safety y han ayudado a mejorar la seguridad general del tráfico.

“Al trabajar estrechamente con los líderes científicos en el laboratorio POC, nos esforzamos por liderar el camino en la introducción de nuevas ideas de seguridad. Los estándares de certificación son esenciales, pero nunca deben limitar nuestra disposición a mirar más allá de sus parámetros para encontrar formas mejores y más innovadoras de reducir las consecuencias de los accidentes”, aseguró el gerente.