Porsche toma iniciativa para que más personas tengan sus autos exclusivos

No es ningún secreto que a los más poderosos gustan de poseer las versiones más exclusivas de los Porsche.

Algunos lo hacen con la finalidad de invertir su dinero y hacer de su fortuna algo mucho más valioso.

Por esta razón, Porsche está determinado a combatir este problema desde una nueva trinchera en la que pretende que se eviten estos contratiempos. r

La solución más reciente que ha encontrado la empresa de Stuttgart es presentar modelos de producción en serie similares a los de ejecución limitada.

De hecho, cuando se lanzó el 911 R en bruto, estas aletas aprovecharon la oportunidad para obtener algún beneficio. Al ver esto como un problema, Porsche siguió adelante y lanzó el GT3 Touring, una versión manual sin alas del 991.2 GT3.

Sin embargo, como los rumores sobre el sucesor del 918 llegan antes de lo que todos esperábamos, el CEO de Porsche, Oliver Blume, dijo que estos modelos extremadamente exclusivos podrían venderse bajo un programa de arrendamiento y obligar a los propietarios a quedarse con los autos por un tiempo determinado.

Esto funcionaría de manera similar al nuevo contrato de propiedad de Ford GT en el que se les pide a los propietarios que conserven sus autos por un cierto tiempo.

Blume le dijo a Autocar: “Nuestro interés es vender automóviles para los conductores, no para los concesionarios”. Añadiendo: “Les damos tanto cariño, con el objetivo de que las personas los lleven a no ponerlos en un garaje”.

Te podría interesar: ¿Rolls Royce realmente creo un auto deportivo? Esto sabemos