Policía se las ingenió para detener un Tesla con piloto automático

Policías de tránsito tuvieron que emplear varios ingeniosos métodos para detener un Tesla Model S que circulaba con exceso de velocidad por las carreteras de Palo Alto (California, Estados Unidos) el conductor había activado el piloto automático, ya que iba dormido al volante, así lo informaron medios locales.

De acuerdo al agente Art Montiel el auto iba a 70 millas por hora (112 km/h) y con un chofer que “parecía estar dormido al volante”, así que intentaron pararlo con las luces y sirenas de sus patrulleros. Sin embargo, no tuvieron éxito.

Al pensar que el Tesla podría funcionar con el piloto automático, ese oficial colocó su coche delante, comenzó a disminuir la velocidad y provocó que el automóvil sospechoso también aminorara. Otros dos vehículos patrulla acompañaron esa maniobra por detrás y a un lado hasta lograr que se detuviera.

Los oficiales aprovecharon para levantar con gritos y golpes  al conductor, un alto cargo de la ciudad de Los Altos, momentos después lo arrestaron. El hombre identificado como Alexander Samek, fue puesto en custodia por conducir ebrio.

Aunque Montiel estima que “es genial que tengamos esta tecnología”, considera que “debemos recordar a las personas” que “deben asegurarse de que saben que son responsables de mantener el control del vehículo”.

Steven Clark, analista legal, vaticina que a Samek le espera una batalla judicial y cree que “esta es una lección importante de que esto no tolerará en los tribunales”.

Con información de RT.