El renacer de la línea de limusinas de súperlujo: Bentley Flying Spur

Este año se cumple el centenario de una de las marcas de lujo más famosas, Bentley y lo van a celebrar de manera sin igual.

Será el auto insignia de la marca, el Flying Spur quien haga su aparición estelar para la conmemoración que marcará hito.

Para su tercera generación, el Bentley Flying Spur adopta una forma general más estilizada y esculpida, lo que le da un aspecto más dinámico que en el pasado.

Su apariencia es tan diversa que en la parte trasera, el Flying Spur es más como un cupé de lujo que como una limusina; mientras que la parte delantera es una continuación del modelo actual con faros redondos dobles que rodean una rejilla ancha.

Estos son los detalles que conocemos del Flying Spur

El concepto de iluminación es muy interesante, según los petrolheads. Tienen efecto de cristal que los hace lucir como diamantes recién cortados.

Las luces están equipadas con tecnología Matrix LED, lo que permite conducir constantemente con su luz de carretera sin deslumbrar a otros conductores.

Las luces traseras tienen forma de una “B”, estas luces ofrecen un efecto óptico muy exitoso.

Al ganar los genes de Porsche Panamera a través de la plataforma MSB-F, el Flying Spur agudiza su agilidad y reduce su peso. Esto se traduce en importantes ganancias en términos de rendimiento, dinamismo y confort.

A pesar de estos cambios físicos, la limusina respeta sus orígenes con una carrocería de tres volúmenes coronada por el baúl tradicional. La longitud aumenta en 20 mm hasta 5,320 mm.

La distancia entre ejes, ya gigante en el modelo actual, sigue mejorando hasta alcanzar 3,190 mm (+130 mm)!

El interior del Flying Spur combina con las últimas tecnologías con materiales más clásicos y nobles.

Por ejemplo, los mostradores digitales y una gran pantalla táctil central extraíble coexisten con la tapicería de cuero, el reloj analógico de la marca Breitling y las inserciones de madera preciosa.

En términos de equipamiento, una lista innumerable de asistentes de conducción permitirá que el automóvil conduzca de manera autónoma tanto en atascos de tráfico como en autopistas abiertas.

El mk3 Bentley Flying Spur más tarde recibirá motores V8 “más asequibles” e incluso una versión híbrida enchufable que reducirá significativamente sus emisiones de CO2.

Los primeros clientes interesados ​​pueden ir a su concesionario Bentley favorito para reservar su Flying Spur que rebasará los 305 mil 800 dólares o los £ 240 mil euros.