Vibraciones en la moto angustiaron a Despres durante la sexta etapa del Dakar

‘Ha sido una etapa muy, muy difícil para mí. Llevo 220 kilómetros con vibraciones en el motor, así que la jornada de descanso va a sentar muy bien a la máquina y al piloto’, dijo el galo, que hoy fue tercero, y está a 8:48 del español Marc Coma (KTM) en la clasificación general.

‘Después de repostar, la moto ha empezado a vibrar y no sabía si debía pararme o no, si se iba a averiar. He bajado el ritmo y al final he llegado a la vez que los otros’, agregó Despres, quien consideró un ‘milagro’ finalizar la jornada, entre Iquique y Arica.