¡Pésimo ladrón! Se robó un Ford GT40 y pensó que con pintarlo nadie lo descubriría

O al menos eso es lo que pensó este sujeto originario del condado de Marshall, en Iowa, Estado Unidos. Un hombre con ínfulas de gángster decidió que su siguiente gran asalto sería a un coleccionista de autos. 

Seguro ya viste demasiadas películas de ladrones, tantas que piensas que ya podrías hacer tu propio atraco a la Casa de moneda y timbre o ser un experto como Toretto en “Rápidos y Furiosos” como para hacerte de tu propio Ford GT40.

O al menos eso es lo que pensó este sujeto originario del condado de Marshall, en Iowa, Estado Unidos. Un hombre con ínfulas de gángster decidió que su siguiente gran asalto sería a un coleccionista de autos.

Patrick Allen Chamberlin es el ladrón que pensó que su nada astuta táctica funcionaría, pero la ley, la policía y los habitantes del condado fueron más inteligentes para recuperar el Ford GT40.

Así trató de ocultar que robó un Ford GT40

Chamberlin robó un modelo réplica que pertenece a Steve Salasek, un coleccionista empedernido de los autos especiales.

El ladrón decidió que tomaría de su garage el lujoso, vistoso y extravagante Ford GT40 colo amarillo para seguir cometiendo robos a diestra y siniestra.

Pero para “ocultarse” se le ocurrió pintar de negro el automóvil y así “pasar desapercibido”, Cosa que no sucedió porque las autoridades emitieron un comunicado donde pidieron ayuda a la comunidad.

Como Patrick no era muy astuto que digamos, decidió que usaría el exótico auto para seguir cometiendo delitos, la policía logró capturarlo mientras circulaba.