3 razones por las que el Lamborghini Aventador no es un hyper-car

El Lamborghini Aventador es un superdeportivo; tiene un diseño de motor central trasero, un motor V12 extremadamente potente y una velocidad máxima muy alta.

Es un superdeportivo muy caro, ya que es el hermano mayor de Huracán, cuenta con puertas de tijera, una transmisión de siete velocidades con un solo embrague y un elegante intento de aparecer como el tiburón de la película “Jaws”.

El Lamborghini Aventador está en el lado hardcore del segmento de supercoches, pero no es de ninguna forma, ni forma, un hypercar. C

on muchas versiones disponibles a lo largo de los años desde que comenzó la producción de Aventador, podría competir con otros supercoches por tiempos de vuelta y exclusividad.

El Lamborghini Aventador es visto por muchos entusiastas de Lambo como un hipercoche, mientras que en realidad el Aventador apenas podría eclipsar un McLaren MP4-12C a través de un cuarto de milla.

Estas son las razones por las que el Lamborghini Aventador no es lo que muchos creen

Con 10.8 segundos, el Aventador es aproximadamente un segundo más lento a lo largo de un cuarto de milla que el Ferrari LaFerrari, el McLaren P1, el Porsche 918 Spyder, el Koenigsegg Agera, el Hennessey Venom GT y el Bugatti Veyron Super Sport.

Eson son hipercoches, y no solo eso sino que cuestan más de un millón de dólares, mientras que el Aventador cuesta 400,000-500,000 dóalres.

Mientras que el Lamborghini Aventador cae en la clase “superdeportivo”, no compite con los hipercoches. Este auto se encuentra en la misma clase que el Ferrari F12 y 812, el Ford GT, McLaren 650S / 675LT / 720S y Aston Martin DBS Superleggera.

De los cinco principales modelos V12 que Lamborghini ha producido, el Diablo podría ser lo más cercano a un hipercoche. Tenía una velocidad máxima de 325 km / h, y una potencia nominal (492 PS) y un par (580 Nm) muy similares a los del Ferrari F40 (324 km / h, 478 PS, 577 Nm).