Ssangyong Rexton 4×2, a prueba

Fotos de la prueba del Ssangyong Rexton W 200eXDi Premium Plus 4×2

El nuevo Ssangyong Rexton W es un vehículo con carrocería de todoterreno y un interior de siete plazas que destaca por su excelente relación espacio/precio, inigualable por sus competidores, y que de la mano de esta versión de prueba suavizada que conducimos en Autocity, permite rebajar más si cabe el precio y de paso el gasto de combustible.

Ssangyong suaviza las aptitudes camperas del Rexton, uno de los pocos todoterrenos puros que sobrevivía a la moda de los asfálticos y polivalentes SUV, y que de la mano de esta tercera generación que estrena la “W” en su denominación comercial, se puede abrir un hueco como vehículo familiar al renunciar por primera vez a la tracción total y a la reductora en una de sus versiones, concretamente, este Rexton W 200eXDi Premium Plus 4×2.

Como buen todoterreno de concepción clásica, pensado para cargar y cargar, la carrocería del Ssangyong Rexton W se sustenta en un chasis de largueros y travesaños con un eje posterior rígido –en las versiones manuales- que tratan de sujetar lo mejor posible sus dos toneladas de peso. A

Esa fuerza estética que transmite el exterior del Ssangyong Rexton W continúa siendo visto desde sus tres cuartos traseros, con una línea de cintura más alta y una amplia superficie acristalada con las ventanillas traseras tintadas que le otorgan un plus en elegancia.

El nuevo Ssangyong Rexton W rediseña la parrilla, paragolpes y sobre todos unos grupos ópticos más modernos que incluyen LED para la iluminación diurna y la intermitencia.

El nuevo Ssangyong Rexton ofrce una longitud de 4,75 metros, una altura de 1,84 metros y 21,6 centímetros de espacio libre entre la carrocería y el suelo; unas dimensiones exteriores perfectas para circular por pistas sin asfaltar.

El Rexton, ahora con versiones sin reductora y tracción simple, todavía guarda rasgos estéticos de su pasado conceptual 4×4; hablamos de elementos tan característicos como los plásticos protectores en la zona baja de la carrocería, los pasos de ruedas sobredimensionados o los raíles cromados sobre el techo que se ven en esta foto.

Mecánicamente, el Ssangyong Rexton W deja de usar el anterior motor de origen Mercedes de 2.7 litros e introduce un nuevo de producción propia; un bloque diésel de dos litros, turbocompresor y 155 cv de potencia máximo

El Rexton pierde algo en cuanto a versatilidad interior, con una segunda fila de asientos conformada por un banco con tres plazas (reclinables los respaldos), no con tres butacas independientes, que se abaten en configuración 60:40.

El Ssangyong Rexton W destaca por un interior con una calidad general en materiales y ajustes claramente mejorada respecto a su antecesor.

El Ssangyong Rexton W es un siete plazas en el que las dos últimas butacas están literalmente pegadas al suelo, limitado su uso para adultos en trayectos largos.