Puig anuncia más controles y multas más duras ante el repunte de la mortalidad viaria

En rueda de prensa, Puig ha atribuido el incremento de la mortalidad viaria en Cataluña al factor humano, con la relajación de los conductores y el aumento de las conductas de riesgo, a la velocidad excesiva y a la crisis económica, que ha originado un envejecimiento del parque móvil y ha provocado que el 4 % de los vehículos hayan pasado de las autopistas a vías secundarias.

Para combatir este aumento de la siniestralidad -tras más de una década de reducción de la mortalidad en las carreteras catalanas-, el conseller ha anunciado que los Mossos d’Esquadra llevarán a cabo más controles en las carreteras, que habrá vehículos no logotipados que grabarán las distracciones y que se incrementará en un 30 % el importe de las multas a los conductores que acumulen dos sanciones por conductas de riesgo grave en el año anterior.