Volkswagen apuesta por la movilidad eléctrica en Los Ángeles

La marca alemana llegó al Salón del Automóvil de Los Ángeles con su visión de movilidad eléctrica como principal bandera.

Volkswagen ofrece una visión del futuro de su oferta de movilidad eléctrica en el Salón del Automóvil de Los Ángeles.

La armadora alemana presenta tres prototipos en el salón californiano – el compacto I.D., el espacioso I.D. BUZZ y el elegante I.D. CROZZ SUV. Los tres presentan una arquitectura completamente nueva, que ha sido específicamente diseñada con los sistemas de propulsión eléctrica en mente.

Para 2025, la marca Volkswagen espera vender un millón de coches eléctricos al año y aspira a ser líder del mercado de la movilidad eléctrica. El primer modelo para el mercado americano será un SUV, mientras que para Europa irán con un compacto.

“Los coches son un símbolo de libertad e individualidad”, dijo Jürgen Stackmann, responsable de Ventas, Marketing y Postventa del Comité Ejecutivo de la marca Volkswagen. “Los errores del pasado han acelerado muchas cosas en Volkswagen, y de la crisis ha surgido una auténtica oportunidad. Creemos en la movilidad eléctrica y en un gran futuro para el automóvil. Es el medio de transporte más importante de EU, y supone casi el 80% de los kilómetros recorridos por los viajeros”.

Volkswagen se enfrentará a los retos del futuro con los modelos I.D., que están basados en una plataforma totalmente eléctrica que se usará en todo el Grupo. Los nuevos vehículos eléctricos ofrecerán la posibilidad de recorrer largas distancias sin emisiones, capacidad de carga rápida e interiores flexibles y espaciosos. “Entre las características de nuestra arquitectura destacan las nuevas proporciones, con grandes distancias entre ejes y voladizos cortos”, dijo Christian Senger, responsable de la línea de producto electromovilidad en Volkswagen, añadiendo: “Ello nos permite crear un concepto de espacio completamente nuevo, que ofrece una gran flexibilidad tanto para los ocupantes como para el equipaje”.

Senger usó el ejemplo del I.D. compacto para demostrar cómo ha crecido el tamaño del espacio interior: “Tiene las dimensiones exteriores de un Golf, pero ofrece tanto espacio interior como un Passat”. Esto es posible gracias al ahorro de espacio obtenido con el motor eléctrico paralelo al eje y la batería de alto-voltaje integrada en el suelo del vehículo. Esto también es aplicable a otras carrocerías: “La arquitectura eléctrica permite desarrollar todo tipo de vehículos, desde coches compactos a SUVs de siete plazas”.

En Los Ángeles, Stackmann reveló que además de los tres modelos ya presentados (vehículo compacto, SUV y MPV), en el futuro la Familia I.D. contará con nuevos miembros, incluida un sedán. Además de tener todos los modelos un motor eléctrico como característica común, también disponen de un nuevo tipo de conectividad. En vez de tener un alto número de unidades de control, en el futuro el sistema eléctrico del vehículo estará equipado con potentes computadoras centrales, con un software que se actualizará y mejorará constantemente. Esta nueva arquitectura de los sistemas electrónicos será la base de los nuevos servicios digitales a bordo que mejorarán la conducción del día a día.

Los comentarios están cerrados.