Opel Cabrio 1.4 Turbo 140 cv Excellence

0

fotos del Opel Cabrio 1.4 Turbo Excellence

El diseño del Opel Cabrio con la capota plegada es superatractivo, mediante un diseño general muy afilado y de gran porte, reforzado en la zona de las ventanillas con una moldura cromada que recorre la base del habitáculo. Su carrocería ensanchada y musculosa transmite dinamismo.

El nuevo Opel Cabrio destaca en general por una carrocería más dinámica y atractiva, pero es la zona tarsera la que más llama la atención, mediante una moldura cromada que atraviesa el portón por la zona central hasta los faros y partiéndolos por la mitad.

La imagen del Opel Cabrio es tan elegante y distingida descapotado como con el techo puesto, gracias en parte a una nueva capota de lona tricapa, insonorizada e impermeable, que se puede elegir en tres colores, en nuestro caso en un color vino precioso que contrasta fantásticamente con el color negro de la carrocería.

Con la capota puesta sobre la carrocería el Opel Cabrio se ve tan lujoso como sin ella, concediéndole una apariencia incluso más dinámica y deportiva por su forma baja. Además llama la atención su configuración en tres piezas de apertura y cierre rápido en tan sólo 17 segundos.

El aspecto desde atrás del Opel Cabrio con el techo puesto es super distinguido, con dos detalles fundamentales, la capota en color distinto a la carrocería y la tira cromada que recorre la base de las ventanillas dibujando la forma del habitáculo.

El Opel Cabrio en acabado Excellence presenta unos asientos que combninan una tapicerìa de tela con motivos muy atractivos con los laterales en piel y el reborde con canutillo en color anaranjado como los hilos de las costuras, dándole un toque muy elegante.

El motor de gasolina básico para el Opel Cabrio es un 1.4 Turbo de 140 cv de potencia que se mueve con soltura pero quizás de forma progresiva, obligando para obtener prestaciones a jugar con el cambio y con los regímenes del motor elevados lo que provoca un consumo bastante elevado de unos 8,5 litros a los 100 km en cifras reales.

En movimiento el Opel Cabrio se muestra muy dinámico y aplomado, puesto que sus 1.800 kilos lo sujetan muy bien al asfalto, y más con el sistema de adaptación automática del chasis Flex Ride a la conducción y al tipo de asfalto, así como una dirección eléctrica muy directa.

A la hora de enlazar curvas con el Opel Cabrio la comodidad es absoluta ebn cualquiera de sus cuatro plazas, convirtiéndo en un disfrute total cualquier desplazamiento. El sistema Flex Ride permite ir cómodamente mediante el modo Tour, mientras que se agiliza notablemente y endurece su suspensión en el modo Sport.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.